Las plegarias (y el canto) de Celie: El color púrpura, de Blitz Bazawule

1005
0
Compartir:

¿Un musical de Broadway basado en la novela El color púrpura? Semejante material dramático no parecía ser compatible con la alegría y el desenfado que habitualmente caracterizan al teatro musical, más cuando ya el propio Steven Spielberg había realizado en 1985 una versión fílmica –realista al extremo de la crueldad- de la obra de Alice Walker. Sin embargo esa misma película de Spielberg tenía números musicales orgánicos, sencillamente porque una de las coprotagonistas de la novela es Shug, una cantante de vodevil de discutible reputación, pero innegable éxito. El blues, el jazz y el góspel suenan a lo largo del metraje e incluso se entremezclan en una escena que podría considerarse el clímax musical de una película que no lo es.

El color púrpura (The Color Purple, 2023)

Para llevar esta obra a Broadway lo que había que hacer era hipertrofiar el componente musical de la novela -y de la película- aprovechando las características rítmicas y la coralidad de la música afroamericana, que favorecen la concepción y el desarrollo de grandes coreografías. Contar con la producción de Scott Sanders, Oprah Winfrey (que fue una de las protagonistas en la película de 1985) y Quincy Jones sin duda fue un enorme impulso para llevar a cabo este proyecto. Con libreto de Marsha Norman y canciones con letra y música de Brenda Russell, Allee Willis y Stephen Bray, El color púrpura fue un musical de enorme éxito que entre 2005 y 2008 se presentó en Broadway a lo largo de más de novecientas funciones. Volvió a las tablas en 2015 y estuvo en la cartelera teatral neoyorkina hasta 2017. Hacer una adaptación al cine se antojaba algo apenas natural y consecuente con la tendencia, nada nueva, de convertir en películas lo que funcionó en el teatro musical. 

El color púrpura (The Color Purple, 2023)

Así pues, El color púrpura (The Color Purple, 2023), bajo la dirección del ghanés Blitz Bazawule, no es un remake de la película de Steven Spielberg, sino una adaptación de la obra musical.  Sin embargo, Spielberg, Oprah Winfrey, Quincy Jones, Scott Sanders y la propia Alice Walker fueron coproductores de esta película, lo que aseguraba la fidelidad a las fuentes literarias, fílmicas y teatrales originales e impedía una versión libre de una historia de probado suceso. Además había un presupuesto de cien millones de dólares que cuidar. Por fortuna el cálculo fue esta vez inferior al talento. Por supuesto, había que contar con las voces adecuadas y para eso se convocó a Fantasía Barrino –ganadora de American Idol– y a Danielle Brooks, que por cierto fueron ambas del elenco del musical de Broadway, y a la cantante y actriz Taraji P. Henson. Esto por sí solo aseguraba el éxito vocal de la película. Ellas tres están acompañadas por un ensamble enorme de bailarines y coristas, que convierten cada número musical en una celebración.

El color púrpura (The Color Purple, 2023)

Todo musical implica una sublimación de la realidad y una suspensión de la incredulidad, por más verista que sea la puesta en escena, y esto es algo que El color púrpura exige al espectador. No hay que engañarse, las convenciones del cine musical están claras y acá se hace honor a ellas. Los números están muy bien concebidos y ejecutados, llenos de vigor y fortaleza, con unas coreografías acrobáticas masivas que van del fervor religioso a la concupiscencia, ambientados en unos escenarios amplios y despejados, tanto en estudio como en exteriores. La película no desdice en ningún momento del show que le dio origen. Es admirable el despliegue de talento acá demostrado.

El color púrpura (The Color Purple, 2023)

Narrativamente, El color púrpura traza la vida de tres mujeres afroamericanas en la primera mitad del siglo XX en Georgia. Las tres están relacionadas por algunos lazos familiares, pero cada una representa un arquetipo diferente de mujer. Celie (Fantasia Barrino), es la mujer absolutamente subyugada que parece vivir aún en la esclavitud, y que es permanentemente humillada, golpeada y despreciada. Ha vivido siempre en la mentira: sobre su origen, sobre el destino de sus hijos, sobre el paradero de su hermana. Y además confía en un Dios que parece hacerse sordo a sus plegarias. Sofía (Danielle Brooks) es la mujer indomable, que no va a dejarse doblegar por ningún hombre o autoridad pero que, sin embargo, va a pagar caro su altivez. Creció en las décadas equivocadas para su orgullo. Shug (Taraji P. Henson) es la diva que está más allá de las convenciones sociales, gracias a un éxito artístico que la dispensa del qué dirán. Quizá muchos la desprecien, a ella eso la tiene sin cuidado.

El color púrpura (The Color Purple, 2023)

Uno puede echar de menos a estos tres personajes encarnados, en la versión de Spielberg, respectivamente por Whoopi Goldberg, Oprah Winfrey y Margaret Avery, pero la presencia escénica de ese trío está compensada acá por la fuerza y el poderío de las voces de las tres cantantes, que no temieron ponerse en los zapatos de las actrices originales. Es injusto comparar ambas películas y he evitado hacerlo, pues la película de Spielberg es un drama y la de Blitz Bazawule es un musical, y cada una representa al género del que hace parte. Sin embargo, si uno las analiza en paralelo, el musical tiene un flujo narrativo más cohesionado, y menos episódico, y sobre todo, se trata de un filme –que sin darle la espalda al terror- no es tan explícito ni tan cruel como la versión de Spielberg, concebida casi que con intenciones punitivas frente al público. Su director venía de dirigir cinco o seis éxitos comerciales consecutivos y quería probarse con un proyecto “de prestigio” y la novela de Alice Walker era perfecta: racismo, patriarcado, misoginia, abandono, soledad, pérdidas y abandonos eran parte de un menú que él no iba a desperdiciar. El Spielberg del otoño de su vida no hubiera hecho una película tan dura, pero el de mediados de los años ochenta, el que venía de dirigir Indiana Jones y el templo de la perdición (Indiana Jones and the Temple of Doom, 1984) era otro.

El color púrpura (The Color Purple, 2023)

Suena una herejía optar por un musical para llevar de nuevo al cine a la novela El color púrpura, pero era también una herejía volverla un show de Broadway. En ambos casos a los herejes les acompañaba la razón: el arte les decía que quizá no eran ellos los equivocados. Los motivos son difíciles de explicar, pero los vibrantes resultados sencillamente están ahí. Para verlos. Y dejarse sorprender.       

©Todos los textos de www.tiempodecine.co son de la autoría de Juan Carlos González A.             

Compartir: