Humana falibilidad: Los dos papas, de Fernando Meirelles

3093
1
Compartir:

Anthony McCarten –el guionista de Los dos papas (The Two Popes, 2019)- es un escritor, novelista, dramaturgo y productor neozelandés que ya ha sido tres veces nominado al premio Oscar, por La teoría del todo (The Theory of Everything, 2014) como productor y guionista, y por Las horas más oscuras (Darkest Hour, 2017). Es un hombre hábil, sin duda, y en una entrevista de diciembre de 2019 hizo una declaración que me parece pertinente a la hora de juzgar un filme como Los dos papas. Dijo McCarten que “para muchas personas los mejores efectos especiales en el cine son unas líneas de diálogo bien pronunciadas” (1).

Los grandes guionistas y los grandes guiones parecen cosa del pasado, algo que la aturdidora pirotecnia visual y auditiva de las películas actuales no parece tener en consideración, pero durante muchas décadas el centro del cine fue su capacidad de cautivarnos con unos parlamentos afilados, humorísticos o dramáticos, provenientes de talentos como Ben Hecht, Billy Wilder, Ernest Lehman o Paddy Chayefsky. No estoy comparando a Anthony McCarten con ninguno de ellos, pero un guionista como él, que ha sido capaz de hacer dos películas exitosas basadas en figuras de la política (Winston Churchill) y de la religión católica como la de Los dos papas, merece atención.

Los dos papas (The Two Popes, 2019)

Con esta historia, McCarten hizo primero un drama, The Pope, que fue interpretado en las tablas inglesas por Anton Lesser y Nicholas Woodeson, pero después él mismo lo convirtió en un guion, al poder contar con la financiación de Netflix y hacer un filme dirigido por el brasileño Fernando Meirelles, que andaba dedicado a las series de televisión, y cuya sensibilidad latina se antojaba necesaria, considerando que uno de los protagonistas es un cardenal argentino.

Aunque la película cuente con fastuosos escenarios –una reproducción de Castel Gandolfo y de la Capilla Sixtina, para empezar- y que se haya rodado en Argentina y en Roma, el núcleo del relato son dos largas conversaciones ficticias entre el papa Benedicto XVI y el aún cardenal Jorge Bergoglio, que se supone habrían tenido lugar en 2012. Aunque ese encuentro probablemente no se dio (o no en esa manera), lo que ambos dicen corresponde a su forma de pensar y actuar, tal como McCarten llegó a suponerlo tras una larga investigación, que incluso derivó en un libro, así como ocurrió con Las horas más oscuras.

Los dos papas (The Two Popes, 2019)

Lo que tenemos es una confrontación entre dos hombres que representan dos extremos de la Iglesia: Benedicto XVI (un magnifico Anthony Hopkins) es el dogma, la tradición, la falta de conexión con el mundo de hoy, mientras Bergoglio (nada menos que Jonathan Pryce) es el bonachón, de ideas de avanzada, y con una respuesta inteligente y contundente siempre a flor de labios. Parece que –por lo menos en su primera reunión- el guion quiere brindar una imagen favorable del cardenal, mientras se mofa de la falta de humor y de habilidades sociales del papa, que además ha hecho poco para controlar el escándalo de los abusos sexuales de los sacerdotes. Sin embargo, la segunda charla entre ambos es el reverso de la primera. Ahora es el pasado del cardenal Bergoglio el que sale a nuestro encuentro para hacernos ver que el futuro papa Francisco es un hombre que tampoco estuvo libre de errores y faltas, y que necesitó más que una confesión en una iglesia para expiarlos.

Los dos papas (The Two Popes, 2019)

Lo que destilan estos inteligentes diálogos es humanidad, y por ende, falibilidad. Estos son dos sacerdotes con un cargo de privilegio dentro de una jerarquía rígida, pero eso no les hace menos humanos. La infalibilidad papal se antoja algo retórico frente a las dudas de Benedicto XVI o a su incapacidad para actuar adecuadamente frente a las denuncias de pederastia que están minando su Iglesia; mientras Bergoglio ha tenido que padecer en vida la penitencia derivada de sus culpas. En ese momento, cuando todo se ha dicho, es que por fin pueden dejar de mirarse como rivales y reconocerse en el otro. Es ahí cuando de veras empiezan a dialogar, cuando comprenden que –dejando de lado la soberbia- simplemente son dos hombres con una carga a cuestas y que necesitan ayuda para aligerarla.

Los dos papas (The Two Popes, 2019)

La mirada compasiva frente a ambos personajes hace de Los dos papas un filme ecuménico, una obra de ficción –sembrada en la realidad- que apunta a la posibilidad de hablar con el otro, y reconocerse falible, como medio de redención. Que haya otra oportunidad en el cielo no lo sé, pero ellos dos, que del tema saben, optaron por una expiación aquí y ahora. Por algo será.

Referencias:
1. Nicole Ackman, Interview With “The Two Popes” Screenwriter, Anthony McCarten, página web: www.nextbestpicture.com. Consultada el 23/12/19

Disponible online en: https://www.nextbestpicture.com/latest/interview-with-the-two-popes-screenwriter-anthony-mccarten

©Todos los textos de www.tiempodecine.co son de la autoría de Juan Carlos González A.

Compartir: