Un joven de Cambridge

4502
0
Compartir:

En 1976 Steven Spielberg convocó a François Truffaut para protagonizar Encuentros cercanos del tercer tipo y en 1993 llamó a Richard Attenborough para participar en Jurassic Park. Esto no convierte a Truffaut ni a Attenborough en actores de Spielberg, ni es por su presencia en esas películas por lo que vamos a recordarlos. Que hayan accedido a estar ahí es una anécdota en sus trayectorias profesionales, nada más.

Sin embargo, que los medios locales de comunicación hayan dado cuenta de la muerte de Attenborough -ocurrida el 24 de agosto de 2014- resaltando únicamente su actuación en Jurassic Park es signo de torpeza, facilismo y desinformación. A este realizador lo debemos evocar –para hacerle justicia- como aquel joven de Cambridge nacido en 1923 que se dedicó a la actuación y que estuvo dedicado a ella durante veinticinco años antes de dar inicio a su carrera como director y productor de cine.

Richard Attenborough y Carol Marsh en Brighton Rock (1947)

Attenborough debutó como actor precisamente en la opera prima del gran director David Lean llamada In Which We Serve (1942), que fue ante todo un vehículo para el lucimiento de Noel Coward que escribió, produjo, protagonizó, musicalizó y codirigió este filme. El enorme potencial de Richard Attenborough se desplegaría en su décimo rol en el cine, en una joya llamada Brighton Rock (1947), de John Boulting, con guión de Terence Rattigan y Graham Greene, a partir de una las novelas de este último.

Ya Attenborough había protagonizado con éxito en las tablas inglesas este drama tres años antes, pero es en el cine donde va a fascinar a los espectadores con su interpretación de Pinkie Brown, el joven jefe de una banda de criminales en la ciudad costera de Brighton que toma venganza de un periodista infiltrado y en el intento de borrar las huellas de su acto encuentra el amor de una mujer llena de fe, pero que no será suficiente para redimirlo. Un arriesgado trabajo de cámaras que aproxima esta cinta a obras de Orson Welles y Carol Reed, y un guión redondo sin lugares comunes hace de Brighton Rock una buena disculpa para recordar a Attenborough, como lo es también su papel en Los jugadores de ajedrez (1977) de Satyajit Ray o –ya como director– lo que logró con la premiada Gandhi (1982) o con Tierra de sombras (1993).

Como ven los motivos  para recordarlo sobraban. Y sin necesidad de apelar a dinosaurios.

Publicado en la columna “Séptimo arte” del periódico El Tiempo (Bogotá, 31/08/14). Pág. 7, sección Debes Hacer.
©Casa Editorial El Tiempo, 2014

©Todos los textos de www.tiempodecine.co son de la autoría de Juan Carlos González A.

Richard Attenborough con sus premios Óscar -mejor película y director- por Gandhi (1982)

Richard Attenborough con sus premios Óscar -mejor película y director- por Gandhi (1982)

Compartir: